INICIO | MAPA |
CONSULTA ( FOTOS ) | LIBRO DE VISITAS | SOLO USUARIOS CON CONTRASEÑA | CITA PREVIA |

El Masajemocional
Consulta de Asesoramiento Terapeutico Deportivo y Emocional
Una Caricia al Alma

JUANKAR GARCIA
TERAPIAS
CONTACTO
COMO ES UNA SESION
LA FUSIÓN DEL TANTRA
CURSOS Y TALLERES
BLOGS PARA ALIMENTAR EL ALMA

Telefonos : 616.412.058 Donostia / San Sebastian (Gipuzkoa ) Spain

 

Tecnicas de Masaje, Quiromasajes y Masajes Deportivos

El Masaje Emocional Shantala

Busca toda la información que necesitas en esta web sin salir de EL MASAJEMOCIONAL:

Google:  Yahoo:  MSN:

 EL MASAJE SHANTALA


El propósito del Masaje Shantala es promover la nutrición a través del tacto y la comunicación, de manera que las madres y padres, educadores y educadoras y los niños y niñas, sean amados, valorados y respetados en todo el mundo.

Favorecer una mejor calidad de vida de los nuevos bebés y de sus padres y/o cuidadores dentro de la sociedad en la que viven.

Las palabras Masaje Shantala engloban una serie de técnicas de tacto, voz y mirada, que se han ido entrelazando, dando una estructura suficientemente acertada como para constatar unos beneficios para padres y madres y/o cuidadores y sus niños. Estos beneficios no se quedan tan solo en el ámbito fisiológico, sino que llegan más allá, donde las fibras sensibles del sistema emocional son estimuladas y fortalecidas para poder crear un marco de confianza, seguridad y aceptación emocional. Esto favorecerá un crecimiento más equilibrado en todos los ámbitos de su persona.

El masaje proporciona beneficios a diferentes niveles: Nivel Fisiológico, dando un placer sensorial, produciendo un equilibrio tensión-relajación que con la consiguiente fución liberadora y creando un vinculo afectivo.


Nivel fisiológico

Sistema nervioso:

La piel es el mayor y más poderoso sistema de comunicación de que dispone el bebé; a través del tacto se transmiten infinidad de mensajes del medio externo al interno (el cerebro).

Estos estímulos externos, durante gran parte de la vida del niño se reciben principalmente vía tacto (hasta los 12 años sigue siendo el sentido predominante para integrar información del mundo exterior). El tacto favorece el proceso de mielinización.

A partir de los 7 años, el proceso de inhervación del córtex se suma al proceso de la mielinización que se haya producido.

Sistema hormonal:

Reducción del ACTH y las catecolaminas

Liberación de endorfina, oxitocina y prolactina 

La prolactina es la encargada de la producción de leche y tiene una misión fundamental en la relación madre-hijo. Esta hormona facilita la creación de la conducta maternal: las ganas de atender y cuidar al bebé, encontrarle lo positivo para favorecer la vinculación, ganas de tocarlo, acariciarlo... La prolactina no solo se desprende en la madre sinó también en el padre o hermanos cuando contactan afectuosamente con el bebé vía tacto.


Sistema inmunológico:

Una situación de tranquilidad mantiene en equilibrio el sistema inmunológico y mejora su funcionamiento. El estrés, por el contrario, lo debilita.

La seguridad emocional que podemos ofrecer al bebé a través de un contacto corporal amoroso y continuado, así como el hecho de favorecer un estado de tranquilidad y relajación, fortalecerán su sistema inmunológico.

Sistema gastro-intestinal:

El masaje Shantala durante los primeros meses ayuda a madurar el sistema gastro-intestinal, y después a regularlo.

El masaje ayuda en situaciones de cólicos y gases a disminuir el dolor y las incomodidades, así pues, favorece a la creación de un ambiente más distendido en la familia facilitando una mejor relación entre padres e hijos desde los primeros días de vida.

Sistema respiratorio:

El masaje en la zona del pecho, espalda y hombros ayuda a regular el sistema respiratorio.

Sistema circulatorio:

A mayor aporte de oxígeno mayor limpieza de la sangre. Los movimientos de vaciado venoso (los de entrada) ayudan al retorno de la sangre al corazón y producen un efecto tonificante. Los de salida ayudan a la sangre a llegar hasta los extremos (manos y pies) y producen un efecto relajante.

Sistema linfático:

Ayuda a drenar el sistema linfático suavemente.

Sistema muscular:

El masaje tiene un efecto relajante y tonificante de la musculatura. Ayuda a disolver nudos de tensión física y emocional, que el niño va acumulando a lo largo de los días.

En el niño, las tensiones físicas se acumulan en diferentes zonas musculares según la fase motriz en la que se encuentre.

Placer sensorial

El placer sensorial es importantísimo para poder vivir el cuerpo y el ser con libertad, obertura, sensualidad, sensibilidad y autonomía.

El masaje es una muy buena herramienta que nos permite tomar conciencia de forma placentera de las dimensiones y el espacio de nuestro cuerpo en relación al espacio externo.

Nos permite conocer nuestros límites corporales, que en el futuro nos ayudarán a conocer nuestros límites respecto a los demás y a respetarlos.

Si este conocimiento ha sido placentero, implica una aceptación buena de uno mismo, factor importantísimo para la seguridad, confianza y autoestima. Esta seguridad es la que nos mantiene en equilibrio emocional y nos permite abrirnos al mundo aceptando a los demás.

Equilibrio tensión-relajación. Función liberadora

Tensión: porque el estímulo táctil, auditivo, visual, emocional... que "juegan" en el masaje, ponen al bebé en estado de alerta, y lo abre a procesos de memorización y aprendizaje.

Relajación: porque reduce la tensión excesiva cuando se canaliza. Ayuda a autorregular y procesar las experiencias vividas y permite al bebé liberar las tensiones acumuladas del día con la persona en quien más confía, en un clima cálido, tranquilo, de amor y acogida.

Con el masaje, el bebé aprende a responder a la tensión con la relajación.

El masaje diario aumenta el umbral para soportar los estímulos en la mayoría de los bebes.

Los bebés con problemas de aceptación del tacto (prematuros, hipersensitivos...), van aumentando gradualmente la tolerancia de forma suave y cuidadosa. La escucha del niño es básica al dar el masaje.

El contacto corporal, vivido de forma positiva, ayuda al niño a disolver tensiones corporales-emocionales, ya que le permite una vía de canalización y salida de sus angustias.

A veces, cuando tocamos a un niño durante el masaje, se desencadena el llanto. Este llanto puede no estar relacionado a una razón fisiológica concreta, ni al rechazo a nuestro contacto. Podemos haber facilitado una vía de salida a una situación estresante. Este llanto es positivo y bueno que se produzca. Saber escuchar y acompañar este llanto es una necesidad que acerca y fortalece la relación y la confianza.

Por lo tanto podemos decir que el masaje en los niños tiene dos funciones liberadoras:

Liberadora de tensiones físicas producidas por la tensión excesiva.

De liberación emocional.

Vinculo afectivo

Ayuda a crear y a nutrir los lazos entre madre/padre/bebé, que tan importantes son en la relación y comunicación entre ellos.

Cuanto más vinculados estén los padres respecto al niño:

Más vinculado estará el niño con los padres, convirtiendo esta relación comunicativa tan fuerte en la base sobre la que se ira construyendo el desarrollo positivo de su persona.

Este vínculo no solo se puede establecer con la madre. La función del padre es básica en el nuevo núcleo familiar. 

El masaje diario, permite al padre encontrar una relación intensa con su pequeño desde los inicios.

Menos probabilidad habrá de abandono físico, psíquico o emocional del niño, y por lo tanto, disminuye el riesgo de maltrato infantil.

Cuando hay unos vínculos afectivos fuertes, hay una buena base para un mejor conocimiento     mútuo.
Aunque las condiciones no hayan sido favorables y no se haya podido establecer una vinculación inicial, el masaje shantala puede ser una

Va dirigido a la población general :

Padres y madres que con ilusión quieren vivir este periodo con mayor intensidad.

Padres y madres que a menudo, arrastrando el peso de la carga socio-cultural, les cuesta escuchar su propio instinto respecto a la escucha de las necesidades de su propio bebé.

Padres y madres que por su ideología, o las informaciones descontextualizadas o muy parciales, no son partidarios de tocar y coger mucho a su bebé; estos niños tienen a menudo una falta importante de contacto y de los importantes beneficios que éste proporciona.


Dentro de centros de salud y hospitalarios

Grupos de postparto, donde para las madres es tan importante descubrir los propios instintos y necesidades mutuas (madre y bebé); esto también favorece la creación de lazos afectivos lo más pronto posible y prioriza la autoestima de la madre.

Con bebés prematuros o recién nacidos con periodos de hospitalización largos, que a menudo no tienen acceso al contacto con los padres.Los bebés prematuros o que han sido hospitalizados, separados de los padres, necesitan normalmente mucho apoyo, y especialmente de sus padres. 

Los bebés pasan por momentos traumáticos y están muy sensibles. La relación que tienen con el tacto es en general mala debido a las intervenciones médicas de tubos, pinchazos...

Los padres de los bebés prematuros se asustan a menudo por cualquier cosa y son muy sensibles al llanto del bebé. Necesitan reasegurarse, encontrar su papel de padres y sentir que son capaces de cuidar, atender y acceder emocionalmente y físicamente a su hijo como cualquier padre o madre. Necesitan sentir que su hijo los necesita a ellos tanto como a los aparatos que cuidan de su proceso fisiológico

Escucha de los momentos más adecuados para tener comunicación táctil

Manera de tocar; primeros contactos

Escucha de las necesidades del bebé

Seguriza a los padres en la importancia de su rol de coger y cuidar a su pequeño

Una herramienta muy poderosa de los padres es ayudar a su bebé a olvidar el dolor y el miedo haciendo que asocie el tacto con el placer. Esta relación a través del tacto puede empezar dentro de la incubadora, con un tipo de tacto adecuado a las necesidades de un prematuro.

Con niños oncológicos terminales u hospitalizados en controles periódicos:

Acompaña con seguridad, tranquilidad, rebajando el desasosiego, los miedos y la ansiedad del niño

Da la oportunidad a los padres de acompañar y proporcionar situaciones placenteras y tranquilizantes a su hijo/a

Fomenta un espacio afectivo de calidad, donde se reencuentran y conectan, facilitando la expresión verbal y corporal de ambos

Grupos de trabajo, por medio del ambulatorio, con madres y padres en barrios desaventajados.


Dentro de centros de atención o acogida al niño


El tacto es un lenguaje excepcionalmente poderoso para un niño y especialmente para aquellos a quienes les cuesta confiar en el otro después de una pérdida dolorosa y una inestabilidad en las personas referentes.

Niños que por la separación de la madre (o de la familia) quedan con un vacío y se cortan los únicos lazos emocionales fuertes de los que el niño disponía; niños que han sido dejados o abandonados al poco de nacer, faltándoles un lazo emocional referencial que les permita crecer y desarrollar su persona en todos los ámbitos: corporal, psíquico y emocional de una forma armónica.

Ayuda a establecer un vínculo entre el educador de referencia y el niño.

A padres que han pasado por los organismos de adopción pertinentes y reciben definitivamente a su deseado hijo. Facilitará, para ambas partes (padres e hijos), la creación de estos vínculos afectivos y a fortalecerlos día a día.

En padres acogedores puede suponer un medio importante para conocer mejor a este niño que ahora tienen en el núcleo familiar

Acercarse a él/ella desde el respeto y la escucha favorecerá una más rápida conexión con sus expresiones y emociones.

Profundizar en la vinculación emocional pero no en la fusión, ayudando a ver en este niño una persona independiente a la que se esta ayudando a crecer.


Familias desaventajadas. Niños con riesgo de maltratos y sus padres o cuidadores

Padres de riesgo y sus niños (nivel social bajo, alcohólicos, drogadictos, con problemática social diversa...) donde la sensibilidad y el respeto de los padres respecto a los hijos pueden estar bastante distorsionados.

Niños que han pasado periodos de separación largos, generalmente por hospitalizaciones necesarias (los estudios muestran un número elevado de casos de maltratos en estos casos).

Niños de cualquier nivel social donde el maltrato psicológico pueda ser una causa de que disminuya su desarrollo "normal".

Madres en régimen penitenciario al cuidado de sus pequeños (0-2 años).


Niños con disminuciones físicas y psíquicas y sus padres

Núcleos familiares donde las patologías de los hijos dificultan la vinculación afectiva entre padres e hijos y provocan distanciamiento.

Niños que por su patología tienden a ser "escondidos" por sus padres, dificultando la sociabilidad de los propios padres y del núcleo padres-niño con el resto de la gente. Facilita la integración de estos padres, madres y niños.

Padres que descuidan necesidades básicas como la limpieza y el cuidado del propio niño.

Padres que les cuesta aceptar las expresiones del propio niño como autónomas, y tenerlas en cuenta.

Niños que son aceptados tal y como son y sus padres desean estimular a su hijo con todos los beneficios del contacto corporal, y en especial, con el nutriente afectivo-emocional.

El masaje infantil en estos casos es un canal muy importante para unir a los padres con sus bebés; y además, aumenta los beneficios físicos, facilita la conexión y el ajuste con el niño mientras va creciendo. Favorece la aceptación emocional en las primeras etapas de la vida y la normalización del niño "no esperado".


Niños en el ámbito escolar

En el niño escolarizado, tanto en guarderías como en preescolar (4 meses a 4 años), puede suponer un tesoro como medio para modificar relaciones tanto entre los propios niños como entre maestro-niño/a.

En niños con conductas agresivas, transforma comportamientos y relaciones.

Ayuda en los periodos de adaptación en los que el niño tiene más dificultad.

Incentiva la creatividad y la expresividad tanto del lenguaje corporal como del verbal.

Es un camino global para introducir en el bloque de contenidos de la educación infantil: "conocimiento de uno mismo", y trabajar actitudes.

Es un momento en el que el niño recibe una atención individualizada en el lenguaje corporal (el más cercano a él), con una gran dosis de afectividad.

En los países que han conservado el sentido profundo de la vida, las mujeres saben todo esto. Lo aprendieron de sus madres, lo enseñaron a sus hijas, este arte tan profundo y a la vez tan simple y muy antiguo que ayuda aceptar el mundo es tan sencillo  como dejarse llevar y acariciar , acunar  y masajear .                          

Swami Ardhanari 

            

No está permitida la copia y difusión sin previo aviso, sin que se cite explícitamente la dirección de esta web y su autor.

 El Masajemocional © copyright 2010 . Donostia, Gipuzkoa.
www.masajemocional.com


          

                                           


El Masajemocional © Copyright 2006 - 2020
Telefonos : 616.412.058 Donostia / San Sebastian (Gipuzkoa ) Spain
E-mail: jc@masajemocional.com