INICIO | MAPA |
CONSULTA ( FOTOS ) | LIBRO DE VISITAS | SOLO USUARIOS CON CONTRASEÑA | CITA PREVIA |

El Masajemocional
Consulta de Asesoramiento Terapeutico Deportivo y Emocional
Una Caricia al Alma

JUANKAR GARCIA
TERAPIAS
CONTACTO
COMO ES UNA SESION
LA FUSIÓN DEL TANTRA
CURSOS Y TALLERES
BLOGS PARA ALIMENTAR EL ALMA

Telefonos : 616.412.058 Donostia / San Sebastian (Gipuzkoa ) Spain

 

¿DONDE ESTAN LOS HABITANTES DEL BOSQUES?

Hace mucho, mucho tiempo, la Tierra perteneció a las criaturas del bosque. Con criaturas del bosque me refiero a los gnomos y elfos, faunos y hadas, goblins, ogros, trolls y espectros, ninfas, duendes y dríades. Estas criaturas se ocupaban de la Tierra, jugaban, bailaban y cantaban en ella, cuidaban a los animales heridos, solucionaban las disputas entre las especies, se sentaban en los hongos para discutir asuntos de importancia y bebían té de Labrador, fluyendo sobre hojas y corteza, y cayendo de los árboles con semillas de diente de león. Así era el mundo en el que nació la humanidad. Estos días tempranos, cuando el hombre no era sino un invitado a cenar recién llegado que aún no se había apropiado de toda la casa, están bastante bien documentados en la literatura y el folklore del mundo, así que no es necesario ahondar en ello. En lo que estoy interesado, y  en lo que les pido que se interesen, es en la siguiente pregunta: “¿Adónde fueron todos los gnomos y los elfos, los faunos y las hadas, los goblins, los ogros, los trolls y los espectros, las ninfas, los duendes y las dríades?”

 

La fricción entre el hombre y las criaturas del bosque comenzó con el descubrimiento de la agricultura. Con el descubrimiento de la agricultura, la civilización se elevó y se esparció. Los bosques eran talados para proporcionar madera para los refugios y los campos para la pastura y el cultivo. La humanidad había establecido un campamento. Sin ser más que un visitante en el mundo de alguien más, él expulsó lo inexplorado de su recién construido umbral. Primero esto no era un problema. No había mucha gente y los demás creyeron que sería justo darles su propia mitad de acre para que hicieran lo que quisieran con ella. Incluso algunos de ellos decidieron ayudar. Los gnomos se mudaron a los graneros y ayudaban con las labores de jardinería. Los espíritus dévicos de los vegetales ayudaban a los humanos a organizar mejor sus cultivos y a planear la rotación, y les enseñaron la correlación entre los ciclos planetarios y lunares con el año agrícola, plantar rábanos cuando la luna está en Cáncer, cosecharlos cuando la luna está en Tauro. Muchos trolls sentían que las amontonadas pilas de abono eran un cambio para mejorar, y decidieron unirse también.

 

El resto de las criaturas del bosque solamente se retiraron al bosque, ocasionalmente haciendo travesuras a los nuevos pobladores, como agriar la leche, reacomodando los muebles, trastornando a las vacas, haciendo cosquillas en la cara de las personas mientras dormían, y ocasionalmente robaban a los bebés y dejaban troncos de madera en su lugar.

 

Pero el dominio del hombre se expandió (y se expandió y se expandió y se expandió), y los bosques se hicieron más y más y más pequeños. Las cosas estaban realmente conglomeradas en los bosques y en la civilización empeoraban. La mayoría de los granjeros ya no estaban escuchando a los espíritus dévicos. Las personas se dieron cuenta de que podían incrementar su producción haciendo caso omiso a las necesidades de la Tierra. Estaban elevando la productividad y matando la tierra. Los productos petroquímicos estaban avanzando. La mayoría de los espíritus dévicos y de los gnomos huyeron. Los trolls se quedaron. Hoy en día viven en su mayoría debajo de los puentes y en fangosas y poco profundas zanjas debajo de las rejas de metal en los caminos de las granjas que las vacas temen cruzar. Asegúrense de tocar la bocina antes de pasar sobre una de esas rejas. Un troll puede estar colgado de ella, balanceándose sobre su estancia, ya que son capaces de hacerlo después de revolcarse en el fango y el abono, y no es una buena idea tener su nombre o su placa en la lista de suciedad de un troll.

¿ Interesante ? Yo intentaria seguiria  teniendo la vision de un niño, y cuidando un poco mas este planeta... Un saludo...

                                                      Autor: Swami Ardhanari

No está permitida la copia y difusión sin previo aviso, sin que se cite explícitamente la dirección de esta web y su autor.

 El Masajemocional © copyright 2010 . Donostia, Gipuzkoa.
www.masajemocional.com


 


El Masajemocional © Copyright 2006 - 2020
Telefonos : 616.412.058 Donostia / San Sebastian (Gipuzkoa ) Spain
E-mail: jc@masajemocional.com